La tecnología UV es poderosa y potencialmente peligrosa dado a su capacidad en desactivar a los virus, bacterias y células de hongos.

En tal caso se habla de tasa de desactivación, y se mide en %.

 

En este tabla pueden ver que la dosis UV necesaria para desactivar al Covid (SARS-Cov-2) corresponde únicamente a la mitad de lo necesario para eliminar al la gripe (influenza), lo que es otro tipo de coronavirus.

 

¡Así se nota que la Covid no es difícil eliminar!

 

Eso dicho, hay que vigilar que el equipo cumple con el alto nivel de eficiencia necesaria para ofrecer alta dosis UV y al mismo tiempo con las normas de seguridad que exigen estas operaciones. Es un aspecto fundamental porque, especialmente, en internet se puede encontrar lo mejor como lo peor.

 

En este sentido, nuestro equipo cumple con la norma DIN EN 62471 (riesgo fotobiológico de radiación).

 

Poder estar en la sala donde funciona este equipo de descontaminación industrial aporta serenidad y beneficios reales para la salud.